Antes y después: Elegante, sencilla, práctica

¿El color? Blanco
¿La distribución? Idéntica.
Muchas veces creemos que cuando cambiamos una cocina tenemos que cambiar el color o la distribución para que realmente notemos el cambio. Aquí tenéis una prueba que demuestra que no es exactamente así. Un buen estudio de iluminación y unos revestimientos adecuados ayudan mucho a tener, simplemente, una cocina elegante, sencilla y muy práctica.
Esperamos que os guste.
Equipo Cocinel-la