Apartamento mercè

Se trata de un encargo de reforma de una vivienda que tenía una distribución a revisar y unas características que lo hacían especial. Se trata de una remonta de finales de los años 60 en vilafranca del penedès, el primer proyecto como arquitecta de roser amadó. Un dúplex de 120 m2 por planta, con una volumetría escalonada y simétrica. El proyecto de roser amadó continuaba la simetría del edificio inferior en su volumetría, aunque sólo parcialmente en su interior. Se trataba de convertir la planta superior en una vivienda independiente, con una intervención mínima y de bajo coste. la reforma fue necesariamente parcial, pues. En una lectura del proyecto original vimos la posibilidad de llevar hacia el interior la simetría que se expresaba en el exterior. así, abrimos un espacio central distribuidor, a modo de gran vestíbulo polivalente, al que abriran todas las estancias. Nos seduce la idea de ser “continuadores” de un proyecto ajeno. a nivel estilístico, la preexistencia tiene un valor. un proyecto hecho con “cariño” y buenos trabajos de oficios. nuestra intervención es sutil. no queremos perder la perspectiva del valor de la preexistencia y sus elementos definidores, lo que la hace especial y singular.