Baño en blanco

En una casa del ensanche barcelonés de 40 años de antigüedad, con 4 viviendas por planta, se propone la remodelación integral del 5 o, 4 a, derribando su interior y dejando las tres crujías delimitadas por las paredes de carga, vacías. La vivienda solo recibe luz exterior por el patio de manzana y un patio interior de 4,5 x 4,20 m. al que dan 2 de las 4 viviendas que tiene la planta. Los baños, la cocina y el acceso al dormitorio de invitados se alojan dentro de unos volúmenes prefabricados en taller con tableros de DM ignífugo y/o hidrófugo. Estos volúmenes y los cuerpos de armarios, a excepción del mueble servidor arrimado a la medianera, se detienen a 50 cm. del techo de la vivienda (de 2,70 m.) con una triple finalidad: permitir la visión superior de todo el espacio, retroiluminar el falso techo de policarbonato de color de los baños y apoyar los aparatos de iluminación que dirigen la luz hacia el techo. Estos volúmenes prefabricados esconden todas las instalaciones de desagüe, distribución de agua y luz, extracción, cisternas de los inodoros, etc.. pero son registrables para facilitar posibles reparaciones y van revestidos de vidrio o pintura epoxi, en las zonas húmedas.