Barrio Gaudi

El Barrio Gaudí es la primera experiencia de diseño a escala urbana del Taller de Arquitectura. El encargo consistía en la construcción de un conjunto de viviendas de renta limitada destinadas a paliar el déficit de alojamientos provocado por la ola de inmigración de los años 60 procedente del sur de España, operación similar a tantas otras que originaron un sinfín de barrios periféricos inhabitables. La primera premisa fue evitar el modelo ciudad-dormitorio mediante la mezcla de funciones, viviendas y locales comerciales, reservando una gran superficie a los espacios colectivos. Se diseñaron tres sistemas viarios interdependientes: una red principal de avenidas rápidas perimetrales para el tráfico rápido, una secundaria para el tráfico lento con zonas de aparcamiento y de circulación de peatones, y la tercera exclusivamente peatonal. Cada planta contiene doce viviendas, distribuidas alrededor de un patio según una metodología geométrica. Un espacio comunitario, o vestíbulo, sirve de acceso a los elementos verticales, escaleras y ascensores, y facilita la comunicación horizontal con las viviendas de los otros patios de la misma planta. Las circulaciones peatonales se mantienen a todos los niveles transformándose, en la cuarta planta, en calles y plazas. El Barrio Gaudí fue el primer intento del Taller de crear un tipo de asentamiento que facilitara a sus habitantes, acostumbrados a vivir en pueblos, la adaptación a la ciudad. Cliente: Patronato Local de la Vivienda Superficie: 33.000 m2