Bistró de Los Gerónimos

Para el encargo se establecieron un mínimo de pautas que mucho tenían que ver con las reminiscencias que el cliente quería que se plasmaran en el proyecto final, sobretodo, en cuanto a la inspiración ArtDecó en España en los primeros años del Siglo XX.



Pero además, había que tener en cuenta uno de los monumentos más importantes para nuestro cliente, la Puerta de Istar, una de las 8 puertas interiores de Babilonia, conservada actualmente en el Vorderasiatisches Museum de Berlín (Museo de Pérgamo).



El local se dividió en 5 zonas diferentes para clientes al tiempo que se mantenía una simetría total respecto a la barra, que se situaba centrada entre los dos núcleos privativos: la cocina y servicios de personal, y el bloque de Aseos de Uso Público.



Estos dos bloques se revisten de azulejo 30×15 biselado azul cobalto alto brillo para hacer alusión a la Puerta de Istar, y al mismo tiempo marcar la simetría y separar las zonas.



Las zonas vienen marcadas por el uso que se les va dar. Así, podemos diferenciar:



– El Coffee: Zona inmediatamente después del acceso donde se ubica una mesa alta de uso común y taburetes para degustar un café o cualquier otro producto en un espacio breve de tiempo. Pensado para ese cliente que disfruta de unos minutos en algún momento de la jornada laboral.



– El Tea: Zona de butacas y mesas bajas destinada a la charla moderada o, por ejemplo, la lectura de un libro cómodamente.



– El Brunch: Zona de mesas agrupadas en 4 sillas destinada al consumo de productos alimenticios especialmente en un espacio de tiempo no muy largo como se suele hacer, y para ello se destina, con el Brunch británico, un público que destina una media de 1-2 horas para el almuerzo o comida dentro de la jornada laboral.



– El Lounge: Una zona más amplia de bancada y mesas con sillas destinada a un público que va a invertir un espacio de tiempo mayor y degustar productos “a la carta”, especialmente indicado a Comidas de mediodía y Cenas.



– La Barra: Espacio al que no se le va a dar especial uso dado el tipo de negocio que es, excepto en las ocasiones en las que el cliente ha de esperar por una mesa libre.



Se decide utilizar una tarima en tono de Nogal, al igual que el resto de la carpintería, para destacar su reminiscencia francesa y aportar seriedad y armonía, a la vez que combina muy bien con los tonos de azul que predominan en todo el restaurante.



Las sillas, la re-edición de la Tonet Nº5.











Año: 2015



Cliente: Dato Privado



Ubicación: Barrio de Los Gerónimos – Madrid (Comunidad de Madrid)