casa esplugas

Distribuir en tres zonas el salón comedor y adaptarlas a la vida diaria: una amplia estancia para recibir hasta 10 comensales, una sala de tertulia con la biblioteca como protagonista, un salón privado de uso diario presidido por la chimenea de leña. En la planta superior de techos abuhardillados, se utilizó un material de aspecto industrial que, junto a las vigas de hierro vistas, refuerza el aspecto informal deseado.