Casa Familiar de Verano

Esta residencia de verano, situada a pocos kilómetros de la Costa Brava, en un paisaje de colinas y bosques, ha sido construida alrededor de una masía en ruinas. El conjunto consiste en diversos pabellones orientados en torno a un espacio exterior central ocupado por la piscina y el comedor principal, tratado como un volumen independiente. La residencia principal, de tres plantas, se compone de sala de estar, sala de música y un dormitorio en la planta inferior, biblioteca y cocina en la segunda planta, y en la tercera, sala de juego y sala de estar de invierno, éstas últimas con acceso directo a la piscina gracias a una escalera exterior. El interior está totalmente tapizado de moqueta de lana color arena, exceptuada la sala de estar superior, cuyo suelo está revestido de mármol. Los cinco módulos independientes, destinados a familiares e invitados, módulos de 3 x 6 x 6 con una mezzanine, disponen de dormitorio y cuarto de baño. Los suelos están revestidos de madera. Los elementos construidos están dispuestos sobre una plataforma, ocupada en parte por un plano de agua y por dos escaleras-solarium. El conjunto está revestido, en el exterior, de gres marrón oscuro y el comedor principal y la piscina llevan revestimiento interior de cerámica roja. A la vegetación existente se han añadido grupos de cipreses situados de forma geométrica, así como "prunus pisardi" que destacan del conjunto por sus hojas de color rojizo. A la vegetación existente se han añadido grupos de cipreses situados de forma geométrica, así como "prunus pisardi" que destacan del conjunto por sus hojas de color rojizo. A la vegetación existente se han añadido grupos de cipreses situados de forma geométrica, así como "prunus pisardi" que destacan del conjunto por sus hojas de color rojizo.