CasaC

"Luz, espacio y sencillez". Estas son las premisas que definen este proyecto integral de vivienda.
El encargo consistía en proyectar una vivienda unifamiliar sin excesivas pretensiones, con un programa de necesidades reducido y un concepto de vivienda moderna, luminosa y espaciosa.
La captación de luz y la sensación de amplitud en un solar entre medianeras de escasa anchura y mucho fondo se resuelve en este caso con una envolvente aterrazada en su parte posterior y un espacio interior fluido y muy abierto.
El aterrazado posterior permite la entrada de luz a la vivienda a diferentes profundidades, y la conexión entre plantas a través de la doble altura potencia la iluminación en la zona central de la misma.
La fachada es el prólogo de lo que encontraremos en el interior. El color blanco define y el color rojo caracteria. El panel de chapa perforada tamiza las vistas pero permite el paso de luz a la pieza que esconde (el baño principal)
De nuevo el color blanco define el espacio y el color rojo caracterizar la separación lavadero/terraza.
Dos "contenedores" de color rojo, diseño del propio estudio, acotan y articulan los espacios públicos de la vivienda en planta baja y enlazan en la doble altura con los espacios de la planta superior a través de su prolongación a modo de antepecho.
Para potenciar la sensación de amplitud, las piezas de cocina y baño principal se incorporan abiertamente a los espacios a los que sirven, salón comedor y dormitorio principal respectivamente, abarcando todo el ancho del solar.
Destaca el diseño de la escalera, incorporada a la vivienda como un mueble más, definida por dos zancas laterales quebradas de chapa de acero esmaltado en blanco y peldañeado de madera que la dotan de mayor ligereza y permeabilidad.