Château Lafite Rothschild

Bodega subterránea para el envejecimiento de vino con capacidad para dos mil barriles, comunicada a través de un túnel con las otras instalaciones del castillo. El techo de esta bodega está plantado con viñedos. El principal problema constructivo residía en la creación de una estructura que permitiera un amplio espacio subterráneo libre de obstáculos para el trabajo de la bodega, y que a la vez éste pudiera sostener la importante carga que representa el grosor de dos metros de tierra cultivada en el techo. La planta es octogonal, inscrita en un cuadrado de 50 m. de lado formando una cripta sostenida por columnas e iluminada por un lucernario central que aparece en el exterior en el centro del viñedo. El techo de la bodega está ligeramente inclinado, con vigas de 14 m. de largo dirigidas hacia el centro. Alrededor del lugar de almacenamiento de barriles se levanta una galería que permite la visita sin interrumpir el trabajo de los técnicos. Junto a la bodega se han construido las dependencias destinadas a embotellado, degustación y almacenes. El diseño de los elementos de la bodega, puertas, columnas, balaustradas, etc. está basado en variaciones sobre la geometría del octógono. La construcción se realizó totalmente en hormigón arquitectónico encofrado in situ. Cliente: Eric de Rothschild Superficie: 4.000 m2