Ciudad en el Espacio

Proyecto de construcción autogestionada de una importante agrupación de viviendas para formar un barrio plurifuncional, en una visión de la realidad social muy propia de la época. El 50% de la superficie en planta se destinaba a usos comunitarios, circulaciones y jardines. Ello suponía una densidad relativamente alta, pero muy esponjada en su distribución vertical. Se creó un sistema modular en la línea desarrollada por el Taller de Arquitectura de combinación de volúmenes cúbicos en el espacio que permitía un uso amplio de elementos constructivos repetitivos de fabricación industrial, combinados de tal forma que el resultado nunca era la yuxtaposición de bloques idénticos de viviendas. La distribución de volúmenes, tanto en planta como en alzado, se hizo en base a leyes geométricas muy estrictas, buscando la diversidad pero no la sensación de crecimiento espontáneo de las estructuras. Los módulos cúbicos de las viviendas se repartieron de forma que tuvieran el máximo contacto posible con el exterior. Las comunicaciones entre agrupaciones de viviendas se hacían a diversos niveles, a través de plazas elevadas y zonas porticadas. Los actos de promoción para la creación de la sociedad promotora cooperativa autogestionada fueron considerados improcedentes por las autoridades franquistas madrileñas y se prohibió de hecho, aunque no de derecho, la continuación y materialización de la idea.