Cocina original y desenfada

A la hora de decidirse por un proyecto para su primera vivienda, Amalia y Eric querían una casa que reflejara la alegría e ilusión de los comienzos. Debía tener un toque original y divertido y ser reflejo de su personalidad y edad. Buscaban un lugar sin muchos lujos pero diferente y acogedor, con una zona en la que pudieran comer de forma informal pero también disfrutar de reuniones con amigos y familia. Un reflejo de la vida de una joven pareja sin hijos. Apostaron por una preciosa cocina en "L" del modelo Glass con una barra que aportara ese toque informal e intimista, una cocina donde poder compartir desayunos, cenas, cafés o simplemente charlar mientras unos de los dos cocina. Amalia y Eric combinaron muebles colgantes y columnas en laca brillo gris perla con muebles bajos en gris Amberes. Para darle al conjunto un toque desenfadado de color, se decantaron por un amarillo intenso en barra, encimera y entrepaño. Los electrodomésticos se ocultaron en unos armarios con discretos tiradores, resultando una cocina limpia y espaciosa. Además, se colocó un original sistema de almacenaje de cuadros de cristal en varios colores que, separado de la zona de trabajo, amplía el espacio de la cocina. La elección del color es un factor muy importante a la hora de personalizar una cocina. Para ello, Logos cuenta con una amplia gama de colores y materiales entre los que poder elegir. En este caso en concreto se ha optado por una combinación de tres colores: laca alto brillo gris Amberes en los muebles bajos, gris perla para las columnas y los muebles colgantes, y amarillo para la encimera, el entrepaño y la barra, aportando el toque de color, frescura y originalidad de la cocina. La búsqueda de soluciones que no desaprovecharan el espacio era, en este caso, un armario rinconero, uno de los módulos con mayor capacidad de almacenamiento en esta cocina. Una solución para almacenaje con bandejas que pueden extraerse por separado, optimizando así el fondo del armario y facilitando tanto la organización del armario como el acceso a los lugares más alejados.