Comedor con mueble de dos caras

Preside el comedor un mueble que surge como recuerdo de un antiguo tabique y que ha sido diseñado para separar y a la vez conectar espacios, permitiendo privacidad y permeabilidad. Por ello conecta la zona de estancia del comedor y la zona de paso hacia la cocina, al mismo tiempo que las delimita, permitiendo así a cada espacio tener su propia entidad. Un mueble con dos caras: una hacia el distribuidor, de madera, horadada, que dialoga con la caja roja del aseo de cortesía. Otra hacia el comedor, que desaparece, convirtiéndose en todo un frente de espejos, que multiplica el espacio y la luz y que esconde en su interior un pequeño secreto.... En el comedor mesa “El Dom” de Cassina y sillas Hola de Cassina en piel marrón. Sillón giratorio Mart de Antonio Citterio de B&B tapizado en rojo y lámpara de pie Flos Ray F2 en blanco en la zona de lectura frente a la chimenea.