comercio portátil auditori

El auditori de barcelona requería de un soporte físico para la venta puntual y efímera de productos culturales, con la implantación variable por los distintos vestíbulos del edificio.