Diseño de interiores de vivienda

El objetivo era hacer que 250m2 fueran la casa de los sueños de los propietarios, con pocas habitaciones y mucho espacio, cálida y confortable al mismo tiempo. Acertamos con la propuesta de estar dentro de casa pero con la sensación de estar en el fuera. Vivir desde el interior pero con la brisa del verano y el sol del invierno. El reto fue dar un toque de calidad en un gran espacio. Diseñamos espacios con melodía, donde la planta primera se fusiona con la segunda, y donde los pasillos brillan por su ausencia. Las paredes unen espacios…invitan a la familia a la unión. Rincones de creación, cómodos y prácticos para ser habitados. Los “cinco elementos” de la casa presentes: el agua, el metal, la madera, la tierra y el fuego… y añadimos uno más: la luz…presente en todos los espacios.