Dormitorio con cabecero, alfombra, mesa y mesillas, lámpara.

Este dormitorio esta pensado según una filosofía “verde” en cada uno de sus detalles, y con la calidez de los pequeños detalles, que hacen de este espacio tan rústico un lugar apetecible dentro de una casa en la montaña. Podemos observar los cuatro elementos sin distinción de este espacio, el cabecero, la pequeña lámpara de esparto en la mesita de noche de madera, la alfombra de esparto y una mesa de madera. Además de los cojines y mantas que aportan un toque de color fresco y veraniego.