Dormitorio de matrimonio en sótano reformado

Dormitorio de matrimonio en un sótano de un chalet que reformamos para transformarlo en minipiso. Este es el dormitorio principal en el que pudimos incluir un pequeño vestidor con mobiliario low cost para no irnos de presupuesto.   Realmente, los colores claros hacen que incluso parezca más grande el espacio y más alto el techo, pero os prometo que no lo tocamos ;) Para dar un mayor desahogo a la habitación, creamos una falsa ventana rasgada en horizontal en toda la parte superior del muro que queda en frente de la cama. Por supuesto, le pusimos luz trasera y un vidrio translúcido para que sirviera además como iluminación general de la habitación.  Al final de la falsa ventana colocamos un espejo de cuerpo entero -que sirve como espejo delvestidor- pero que además aumenta la profundidad de la habitación y duplica la longitud de la falsa ventana. Diseñamos el cabecero a medida para esta estancia como una pieza de madera lacada en blanco que seguía el perfil de la habitación. Una vez más, el carpintero de Casastar fue el que se encargó de hacerlo realidad, tal y como queríamos.  Esto además de darle continuidad, crea en la pared del fondo una repisa con iluminación indirecta muy útil para dejar cosas y para tener algo de luz si uno de los dos se tiene que levantar sin despertar al otro. Este cabecero, no sólo cubre la pared de la cama y la pared de la repisa, sino que gira hacia la zona del vestidor, cubriendo el canto de la pared que separa dormitorio de vestidor para proteger los bordes, darle continuidad al espacio y porque nos gustaba mucho como quedaba este pequeño detalle en el diseño global de la estancia. Los acabados que elegimos para esta habitación fueron el papel pintado para la zona del cabecero lacado en blanco, enlucido blanco en la zona de la falsa ventana y techo de la habitación y pavimento de bolon también en color arena  (en lugar del pavimento de madera que hay en el salón) para evitar los posibles problemas que puedan surgir por la humedad. El diseño que hicimos del cabecero, incluye también las dos mesitas de noche con un pequeño cajón en cada una para dejar lo más necesario. Para primavera-verano elegimos una colcha básica en un tono tostado que resulta muy versátil y que también les sirve para el juego de cama de invierno, unas sábanas básicas en color blanco con una puntilla sencilla y una mantita más colorida a los pies de la cama y que también se pueden llevar al sofá para hacer el plan que tanto gusta de "peli y manta" (todo de Zara Home).  También escogimos estas sábanas más alegres y coloridas a juego con la mantita, para que tengandiferentes opciones. Para los meses más fríos, una funda nórdica jaquard en blanco y la colcha que os enseñábamos antes de verano, como mantita a los pies de la cama por si tienen más frío. Elegimos los apliques tolomeo de los que ya os hemos hablado en otras ocasiones y como complementos, unas cestas también de Zara Home para dejar los almohadones antes de dormir, una velita de Olivia, y una bandeja y alfombra mullida para que de gusto salir de la cama, ambas de Ikea. e trataba de organizar un pequeño vestidor en un espacio bastante reducido, pero que pudimos aprovechar de sobra y además con mobiliario de ikea para conseguir que fuese low cost. Lo organizamos de tal manera que dedicamos las dos paredes más largas a la ropa: una pared para las prendas que deben estar colgadas, y la otra pared para las que pueden estar dobladas.  La pared más corta, es en la que pusimos un pequeño zapatero al aire para los zapatos que llevan más a menudo. Los otros zapatos pueden guardarse en cajas debajo del canapé de la cama o en el armario del salón.  Creamos la zona de ropa colgada con unos rieles extensibles súper básicos: uno para camisas, otro para pantalones y otro para vestidos o prendas más largas. Sencillo y funcional.  Para la zona de ropa doblada, recurrimos a una estantería que si quieren pueden cerrar, aunque en principio se prefería abierta y sólo con una zona baja cerrada.  Como os comentaba antes, en medio dispusimos la parte de zapatos que utilizan más a diario y una luminaria de ikea súper práctica que ilumina tanto por arriba como por abajo.