Dormitorio en piso del ensanche barcelonés

Un piso de 68 m2 situado en el Ensanche de Barcelona se ha reformado completamente para dar respuesta a las necesidades de su nueva propietaria. El reto consistía en crear espacios más amplios y luminosos, aprovechar al máximo los metros cuadrados disponibles y crear ambientes acogedores y funcionales. Los dos dormitorios se unen en uno único con un gran vestidor. Se diseñan tanto los muebles empotrados lacados como el cabezal de cama lacado y de madera natural de mukali, que sirve de filtro entre los dos espacios.