Frankfurt Station

La palabra “Frankfurt”, embutido y ciudad a la vez, invita a ejercer los placeres de comer y viajar al mismo tiempo. Por esta razón, y ante el encargo de generar un nombre sencillo y memorable para este local de restauración, hemos apostado por “Frankfurt Station” no sólo como nombre de local, sino como hilo conductor y directriz estética en el proceso de diseño. Desde esta “estación” nos embarcamos sin movernos en un viaje culinario a través del tiempo y la geografía: Escogiendo entre recetas que más allá de saciarnos nos transportan a un destino, retrocedemos en el tiempo para visitar una vieja cafetería de carretera con sus típicos revestimientos cerámicos y sus relucientes superficies metálicas propias de los años 50. (Proyecto en colaboración con Denys & von Arend)