Iluminación exótica en una noche en Barnilka

Hotel rural en un pueblo de Polonia. Paredes decoradas en tonos crema y tres cuadros en el cabezal. Funda nórdica estampada en tonos blancos y chocolate. A los pies de la cama, banco de piel, también en tonos chocolate. Las dos lámparas colgantes modelo Brilliant aportan un toque exótico a la estancia.