IMPERMEABILIZAR FACHADAS

Todas las fachadas han de ser impermeables al agua y permeables al vapor de agua, las humedades o la falta de impermeabilización de las fachadas podrán ser por muchos motivos, entre ellas los más comunes son las grietas producidas en las fachadas, las cajas de persiana, etc.. En todos los casos se optará siempre por la reparación puntual y localización de las vías de entrada en las viviendas. No obstante en el caso de realizar actuaciones generales, se optará por productos hidrófugos o pinturas que ya estén preparadas como impermeables, pero permeables al vapor de agua. En ningún caso se aplicarán cauchos, o productos que no permitan que el edificio no transpire. La utilización de productos inadecuados en fachadas puede provocar problemas de condensación en las viviendas, además del posible descuelgue del producto aplicado en un futuro.