Librerías de diseño como divisorias