Loft Chic Sensual

Este loft exigía traer a casa la brisa del mar, y así fue. Ubicado cerca de la playa en Barcelona, en un edificio industrial que funcionaba como destilería de 1916, con 170m2 y 6m de altura este loft se ha convertido en un ambiente minimalista, donde los detalles son piezas claves.
De manera minuciosa se ha conseguido un gran espacio con aire sensual y bohemio. Aquí se une funcionalidad, espíritu vintage y gusto por el arte. Y como no podía ser de otra manera el loft encuentra la armonía en los colores del mar: la paleta de colores que tiñe cada uno de los elementos del loft va del azul cielo al azul profundo de la noche entre las olas, el negro infinito, el gris, el blanco y el plata de la luz.
La selección de textiles que van desde la muselina al terciopelo, y alfombras de lana y seda aportan la calidez idónea a un espacio donde se reúnen materiales tan vanguardistas como el vidrio y alfombras de césped artificial gris oscuro.