Luz de mil y una noches

En las medinas de Marrakech y Fez, nos encontramos con el trabajo del cobre. Es la especialidad de los mejores artesanos. Grabados, tallados, perforados o moldeados, el Maalem o el maestro nos sorprende con una exquisita imaginación que se refleja en una amplia gama de artículos. Sus dedos ágiles, tallan con maestría maravillosos objetos que no dejan indiferente a nadie.