Mueble de cocina integrada

perfecto equilibrio entre dos estancias de la casa, utilizando una cocina modelo Star, que combina una elegante y discreta madera de nogal con una laca texturada en blanco roto y una encimera en acero inoxidable que presenta la zona de fuegos suspendida en el aire. La zona de almacenaje se construye en dos alturas de fondos diferentes con armarios en apertura tipo clip. Así, donde parece que no hay nada más que un espacio para vivir, se encuentra una cocina con todo lo necesario... Una solución perfecta que deja la cocina abierta al resto de la casa para poder verse unos con otros y hacer vida familiar sin necesidad de estar todos en la misma estancia. La original disposición de los cajones en esta cocina permite tenerlo todo en orden y organizado. Así, en el lado interior de la isla, los módulos bajos incluyen dos cajones con tiradores diferentes: uno superior con tirador uñero y otro inferior con tirador de pletina. En este caso, se optó por un cajón con cubertero componible que permite distribuir el espacio según las necesidades de almacenamiento. El cubertero de la imagen, en acero inoxidable, está disponible en diferentes medidas. Una cocina que ha conseguido integrarse con facilidad en el resto de la casa tanto por la ausencia de tiradores como por la elección del color. Así, la zona de columnas en blanco roto y suspendida en el aire combina perfectamente con la zona de fuegos sobre una encimera de acero y con la zona de trabajo, un mueble bajo en madera de nogal que puede ser aprovechado tanto para cocinar, comer, leer o trabajar.