oficina nave industrial

Transformamos una nave industrial de 1.000 metros cuadrados en una oficina. En la nave no había nada, pero aún así aprovechamos al máximo la materia prima para darle un aire 100% industrial y que, al mismo tiempo, abaratara costes.