palacete barcelona

Para el interiorismo, se mantiene la arquitectura de principios del siglo XX, y se renueva el interior desde la organización y los usos de los espacios hasta el último detalle, con el fin de dejar sentir la vida de ensueño de un palacete desde el confort y el diseño del s. XXI. Esta idea la resume perfectamente la lámpara del hall; diseñada con más de 300 lágrimas de cristal talladas a mano, e inspirada en las arañas del s.XVIII y s.XIX.