Palacio Municipal de Congresos de Madrid

1990-1992, Madrid, España El Palacio de Congresos de Madrid completa el proyecto urbanístico más ambicioso emprendido en Madrid: El "Campo de las Naciones". Concebido para ser el motor de la dinámica económica y empresarial de la ciudad, este proyecto ha tenido en cuenta las nuevas necesidades del mercado. Efectivamente, además de sus dos auditorios, de una capacidad de 2.000 y 1.500 plazas respectivamente, el Palacio de Congresos dispone de dos espacios permanentes para exposiciones, 2 salas de conferencias de 200 y 100 plazas, las cuales cubren todas las actividades necesarias. Varios despachos, unos locales destinados a los servicios generales, una cafetería y un restaurante equipado con sala de banquetes para 2.000 personas, completan el programa. El proyecto tiene una configuración exterior unitaria. Una doble piel de vidrio en las dos fachadas deja percibir el imponente espacio interior que acoge los auditorios y cuyo ángulo principal termina en una plataforma-belvedere que atraviesa una de las fachadas. Alrededor de este volumen central, presidido por un grandioso atrio transparente, se articulan las "calles" y las "plazas" interiores. Unas pasarelas de acero atraviesan este espacio de lado a lado.