Piscina luminosa

En Mallorca, en medio de la vegetación mediterránea, se erigió en 1967 un pequeño hostal que a lo largo del tiempo, mediante delicadas operaciones de mejoras y ampliaciones, ha ido trasformándose en uno de los hoteles más emblemáticos del levante mallorquín. La última de esas actuaciones le ha dotado de un carácter que va más allá del puramente vacacional, basándose en el disfrute de la luz de la isla mediterránea y de la idílica relación con la naturaleza del enclave.