Piso en Sáinz de Baranda (Madrid)

Colores neutros, básicos, ligeros. Mobiliario basado en contenedores y ordenación fácil.

El propietario quiere que la reforma sea integral, como si de una vivienda de nueva construcción se tratara, reinstalando agua fría y caliente, electricidad e iluminación, nueva distribución, revestimientos de todos los paramentos, incorporación de nuevas tecnologías como conexiones USB y HDMI en distintos puntos de la casa, nuevos sistemas de producción calorífica y frigorífica eficientes, etc.

En cuanto a la estética, se optó por los colores neutros basados en escala de grises incluso para las tarimas de suelo y paredes, así como para el mueble contenedor diseñado expresamente para el lugar.

El propietario es una persona que pasa gran parte de su tiempo viajando por negocios, y al llegar a casa necesita tranquilidad, recogimiento, relax visual y comodidad funcional. Por esto último el mobiliario se reduce al mínimo con la utilización de muebles contenedores que puedan servir como cajón desastre ocultando cualquier objeto sin necesidad de preocuparse por el orden visual.

El protagonista del espacio debía ser el sofá y el televisor, por eso se les concede un lugar recogido pero amplio, cómodo, de espaldas al resto de la vivienda, para que los momentos de descanso sean más solitarios e íntimos, sin estrés visual. Televisor exento sobre pared revestida de madera, ligereza visual.

Se incluyó la dirección de obra, tramitación de licencias y permisos necesarios, y gestión y coordinación de oficios e instaladores.



Año: 2014

Cliente: Dato Privado

Ubicación: C/ José Martínez de Velasco (Madrid – Comunidad de Madrid)