piso pedralbes

Esta magnífica finca se pensó para tener un centro bien definido: la zona noble de la casa. Sus inquilinos son magníficos anfitriones, y gustan de recibir amigos e invitados a menudo, y para ello se necesitaba una zona de comedor y salón amplia y confortable. Para enfatizar este aspecto de “acogida” de la vivienda creamos un mueble que une la entrada con el salón-comedor. Se trata de una pieza de madera de roble hecha a medida, con un fuselaje de color vino que la convierte en el eje vertebrador de la zona noble de la vivienda. En la misma línea, un mueble con paneles correderos juega a dejar visto el televisor o la librería según se necesite.