PLANTA BAJA EN SARRIÀ

© Alejo Bagué

La planta baja está localizada en el barrio de Sarrià, en Barcelona, en un edificio entre medianeras de inicios de siglo. Dispone de un patio en el lado interior de manzana orientado a sud-oeste. Estaba en un estado muy precario con muchas humedades, con un mal estado del saneamiento y termitas en las vigas de madera.

La reforma tiene como objetivos mejorar una distribución claramente deficiente y desequilibrada, además de mejorar sus condiciones de confort, tanto térmico como de distribución de la luz natural. Parte del perímetro se ha trasdosado y se ha hecho un forjado sanitario ventilado en toda la superficie.

La nueva distribución interior coloca los espacios comunes cerca del patio, abriéndose a él en toda su anchura buscando una relación con el exterior.
Se realiza una tirada de muebles a un lateral de la vivienda, donde también se encuentra la cocina.

La rehabilitación es respetuosa con el valor del edificio, la memoria y los rastros.
La habitación principal es una caja introducida dentro del espacio rehabilitado formada por las puertas recuperadas de la vivienda.

Todos los materiales utilizados son materiales sencillos, sin pretensiones y tratados con su aspecto natural. Se han utilizado tres tipos de acabados: uno brillante en los armarios y cocina, uno mate en el pavimento y otro cálido con la madera reutilizada.

Se ha tratado la vivienda como una máquina instalando un sistema domótico que controla el gasto energético. Abre o cierra las persianas en función de la incidencia solar, genera una ventilación cruzada cuando hay un aumento de la temperatura interior. El sistema utilizado para climatizar es por suelo radiante alimentado con una máquina de aerotermia.
A parte se ha aprovechado la domótica para integrarlo en la instalación eléctrica y audiovisual.