Dormitorio de matrimonio con un señorial cabecero en láminas blancas, enmarcado en gris. Sobre la cama, cojines de diferentes tejidos y estampados. A los lados de la misma dos mesas de noche bajitas en tonos blancos y grises y lámparas de noche de diseño, con luz de tonalidades amarillas para aportar una cálida iluminación a la estancia.