REFORMA SALON-COMEDOR CON ALTILLO

OBJETIVO: Aprovechar al máximo la altura del abuhardillado para crear una altillo que tenga uso de oficina y rincón de lectura. Ganar luz natural, abriendo un hueco en la cubierta.
El salón abuhardillado cuenta con una altura máxima de 4m, altura suficiente para crear una zona extra a un nivel más elevado y convertirlo en un espacio de uso y disfrute para el ocio, la lectura, el trabajo, etc. La barandilla aligera el ambiente, crea un espacio diáfano y comunica visualmente con la zona del salón inferior.
La estructura del altillo y la escalera, están realizadas con vigas y viguetas metálicas y con un suelo de tablero DM, revestido con tarima laminada. Se aprovecha el espacio que queda debajo de la escalera para situar una mesa de juegos para los más peques de la casa e integrar la escalera al salón comedor.
Otro detalle interesante de esta reforma ha sido la apertura de una nueva ventana situada en la parte más alta de la cubierta, para que inunde la nueva zona de luz natural.
El detalle atractivo y a su vez misterioso, lo encontramos detrás de una simple y moderna estantería que a su vez es una puerta secreta. Dicha puerta sirve para acceder a un trastero que se encuentra encima del baño. Esta idea nos permite aprovechar la altura de la buhardilla para la ubicación de un pequeño trastero donde almacenar la ropa y enseres de fuera de temporada.
Los accesorios como la lámpara, el escritorio, las plantas y los objetos decorativos, completan esta reforma. El altillo queda integrado dentro del salón comedor y añade un toque de personalidad.