reforma vivienda en la calle Carranza (Madrid)

Arkin reforma un piso en el centro de Madrid. Se tiene como premisa la fluidez de la luz, que entra por los grandes balcones e inunda la vivienda de luminosidad.
A pesar de la diafanidad y de la apertura de espacios, se consigue la calidez a través de la madera oscura en suelos y en los enjambados de las puertas, que marcan la comunicación de los espacios.