Rehabilitación de caserío en Vitoria

El Caserío Urbina fue comprado por el propietario en las condiciones que estaba cuando fue abandonado en 1950. Este caserío de 1700 metros cuadrados posee la configuración de la típica vivienda vasca asociada a una explotación agrícola. Ha sido completamente reformado tratando de mantener todo sentimiento tradicional y “savoir faire”. Una sorprendente estructura de madera compleja que define el espíritu de toda la casa juntos con acabados suaves y fluidos espacios de transición.