S,C,P,F / Agencia de publicidad

Local: Una antigua fábrica de muebles en Sarriá de 1.600 m2 repartidos en dos plantas.

Encargo: Ubicar las nuevas oficinas sin perder el carácter del edificio (espacios abiertos)

Solución: En una primera fase se restauró todo el edificio y se construyeron pequeños edificios dentro de los espacios abiertos de la planta superior, para ubicar salas de reuniones cerradas. En una segunda fase se organizó la planta baja de forma distinta, ya que había menos espacio y más necesidades distintas entre ellas. Se organizaron toda una serie de estructuras de hierro y vidrio para seguir respetando del espacio abierto.