Salón-comedor abierto a la cocina

En este espacio de salón-comedor abierto a la cocina se quiso jugar con una gama neutra de grises y blancos sin crear muchos contrastes para conseguir una sensación más uniforme. Esto se refleja tanto en los materiales de los espacios como en la elección de los acabados de los muebles. En la parte de salón se realizó un mueble de TV a medida en laca blanca para darle protagonismo a la chimenea intermedia, creando una unión tanto entre el mueble y las paredes blancas como entre el suelo de cemento pulido y alguna pared en tonos grises. Los muebles de comedor continúan con el tono grisáceo pero aportan calidez por el leve contraste en la textura de madera. En las alfombras de ambos espacios, bien divididos debido a la disposición tanto del sofá como del aparador del comedor, se quiso crear un ligero contraste con texturas y algo de color para dotar de algo de alegría al conjunto.

1 Comentario

  1. Casilda

    "Buenos días. Me he fijado en la lámpara de techo tan original que aparece. ¿Dónde puedo encontrarla?"