Salón en planta baja de un loft.

Salon en tonos blancos, muy minimalista, configurado por un sillón también en blanco una pequeña mesita central y un proyector en la pared del fondo. Al ser una planta baja la utilización de los colores blancos facilita la luminosidad del espacio.