Salón Minimalista en Blanco y Madera

Salón-comedor en un piso de los años 70 totalmente reformado. Color blanco en el tratamiento de todos los paramentos, incluso en los muebles fijos de estratificado. Este color solamente varia introduciendo una gamma de tres grises neutros en el estar-comedor, que atenúa la excesiva luz natural que recibe, y ayuda a equilibrar el entorno de los diversos usos de la sala: televisión, sofá (aprovechado), piano (colocado de cara a la sala), disminuyendo la confrontación plástica entre ellos. Fotografía: David Cardelús