Take de KARTELL

El trabajo de la forma y acabado del policarbonato de esta lámpara hace que se creen juegos de luz, dando lugar a efectos que nos trasladan a atmósferas únicas. De esta forma, Take es una auténtica obra de arte, expandiéndose desde su funcionalidad hasta su fuerte presencia como objeto decorativo.