Tall, Salón de Belleza

Color y gráfica son los elementos que marcan el interior de este salón de belleza. El primero se usa para definir de manera tranquila, huyendo de contrastes excesivos, las distintas zonas, especialmente la de peinado y lavado, donde un vinilo con pequeños iconos que hacen referencia a peinados y simbología orientales, recorre toda la parte alta de la pared. La gráfica, aplicada en forma de vinilo con el logo del local en la fachada acristalada, “crea un juego de luces y sombras que hacen de la sala de espera un lugar que cambia a lo largo del día”. Todo esto lleva a la fluidez visual que caracteriza el proyecto.