Teatre Nacional de Catalunya

Barcelona, España. 1997 El Teatro Nacional de Cataluña es uno de los hitos culturales de la Barcelona de los años 90. El volumen principal del edificio aloja, bajo un único techo metálico a dos aguas de 56 m. de luz sostenido por dos columnatas, un amplio hall de entrada, transparente y luminoso, y la gran sala de representaciones, corazón del teatro, con una capacidad para 900 espectadores. La caja de la escena de ésta, en forma de cruz y con una altura de 40 metros permite mover los decorados tanto horizontal como verticalmente, según las exigencias de la puesta en escena. Dos volúmenes cuadrados a cada lado de la escena albergan los camerinos y los espacios técnicos, mientras que los despachos de administración y la sala de ensayos están situados en lo alto del volumen posterior de la caja. En el segundo volumen del edificio se encuentran los almacenes y los talleres de producción de decorados. Un Teatro Experimental de 400 plazas está alojado debajo del hall.