Un ambiente acogedor

Salón con sillón de dos plazas y sillón, ambos tapizados en tonos blancos y combinados con cojines de diferentes tamaños y en tonos negros y detalles plateados. En el centro, mesa cuadrada en tonos grises, decorada con floreros blancos.