UN ATICO PARA UNA CHICA INDEPENDIENTE

Una joven empresaria es la propietaria de este ático en Vigo. Con una influencia por los tonos orientales (púrpuras, morados, fucsias, naranjas), se inicia este proyecto. Disponemos a trasladar la actual cocina con el fin de agrandar el salón. Unificamos todo el color de la vivienda en tonos blancos, excepto algunas paredes, en las que se empapelan con colores intensos.Con una influencia por los tonos orientales (púrpuras, morados, fucsias, naranjas), se inicia este proyecto. Disponemos a trasladar la actual cocina con el fin de agrandar el salón. Unificamos todo el color de la vivienda en tonos blancos, excepto algunas paredes, en las que se empapelan con colores intensos.Asimismo la cocina manteniendo un ritmo de color afín, mantiene los blancos y rojos como protagonistas.En baños se dispone de mobiliario a medida y ducha realizada en mosaico de Bisazza.