Un poco del campo en el baño del loft marinero