Un recibidor minimalista

Recibidor con pavimentos grises y paredes blancas, decorado con una consola minimalista modelo Consola Roser-C en forma de L inversa, con un cajón invisible. Sobre ella, lámpara en tonos dorados y espejo con marco en el mismo tono.