Un rincón con encanto para la pequeña de la casa

Dormitorio infantil para una niña de cuatro años. La habitación tiene dos zonas: una de sueño y otra de juego. El sofá pertenece a la zona de juego y estudio. El sofá-cama fue tapizado en una pana muy fina y se diseñó con cama nido debajo ya que siempre es útil disponer de una cama extra en un dormitorio infantil por si alguien se queda a dormir.