Un salón donde el lujo es el vacío