Un salón espacioso y cálido

Este proyecto de salón forma parte de un proyecto global de vivienda. Para hacer su distribución se pensó en dejarlo espacioso centralmente y crear dos zonas, la de estar y la de comer. Para la decoración de las paredes decidimos poner un papel con raya inglesa en horizontal que nos aporta sensación de profundidad. En el suelo colocamos una alfombra a medida de PVC idónea para evitar las alergias de los niños, en color beige que junto con el sofá en blanco, dan muchísima claridad al conjunto. El mobiliario es de madera de nogal americano, tan de moda actualmente. Para rematar el trabajo se pensó en un textil acorde con la decoración de los muebles y los papeles pintados que se habían elegido. Todo ello combinado hace de este salón una estancia acogedora y con un encanto especial.