Un salón para el relax

Salón en tonos grises y crudos. Al fondo, sofá tapizado en crudo decorado con cojines de diferentes colores y tamaños. A la izquierda del mismo, un amplio ventanal acristalado ilumina la estancia. En frente, un diván tapizado también en beige.